Pasos para montar tu primera Empresa

Si te preguntas cómo empezar un pequeño negocio o montar tu primera empresa, tal vez acabas de graduarte de la escuela de diseño, o tal vez has trabajado en otras empresas y has aprendido lo que no hay que hacer para tener éxito en la industria del diseño. O ya has pagado tus cuotas en otro campo no relacionado y ahora te estás ramificando en el diseño.  

Independientemente de cómo has llegado, estás aquí porque es hora de iniciar tu propia empresa de diseño de interiores. La visión general sobre cómo iniciar una pequeña empresa le ayudará a evitar los escollos, a prepararse para el éxito, y a abrazar las experiencias de aprendizaje que vendrán con este emocionante viaje. Continúe leyendo para aprender cómo iniciar una pequeña empresa de diseño en pocos pasos. 

Organizar sus ideas 

Tienes un objetivo de negocios: lanzar tu propia empresa de diseño. Primero, tendrás que recoger tus ideas y organizarte. Algunas consideraciones iniciales: 

  • Investigar un poco. Evaluar la competencia. Medir lo que otros diseñadores similares a ti, en cuanto a enfoque, alcance, ubicación y demografía, ya están haciendo. 
  • Determine lo que diferencia a su empresa de diseño de la plétora de otros. ¿Qué servicios lo distinguen del resto y qué hace que su enfoque sea excepcional? 
  • Considere su grado de compromiso con la idea de lanzar su propia empresa de diseño. Inicie su propia pequeña empresa sólo si está realmente apasionado por lo que está haciendo. 
  • Evalúe su propia área de especialización personal y averigüe dónde necesitará apoyo. Tendrá las mejores posibilidades de tener éxito como empresario si hace lo que mejor sabe hacer y encuentra a personas de confianza para que le ayuden a hacer el resto. 
  • Discierne tu capacidad para conseguir clientes. Empieza con al menos un cliente o proyecto confirmado, en el horizonte o en la mente. 
  • Establece objetivos específicos. Por ejemplo, date un tiempo determinado para empezar con un número determinado de clientes. Luego establece un plan para alcanzar tus objetivos: ¿Cuál es tu objetivo de ingresos para el próximo año? ¿Qué puedes hacer durante el próximo mes, tres meses y seis meses para llegar allí? 

Solicitar un consejo 

Hablando de confiar en los demás, busque consejos y críticas de los de su círculo íntimo sobre su concepto de negocio. Presente lo que piensa ofrecer -detalles de los servicios de diseño proporcionados por su empresa- y solicite comentarios y opiniones. Acérquese a su red de asociados, colegas, profesores y jefes que puedan darle consejos sólidos y opiniones informadas. Asegúrese de hacer preguntas específicas para obtener las respuestas que necesita: ¿Hay algo que no esté claro en su plan o en sus servicios? ¿Pueden sugerirte cómo podrías reelaborar tus ofertas? La retroalimentación negativa puede ser tan constructiva como el refuerzo positivo. Aproveche esta oportunidad para construir una base sólida que le ayude a poner en marcha su pequeña empresa. 

Estos son los pocos pasos que necesitas para Montar tu propia empresa negocio, pero puedes seguir informándote de esto en los demás artículos de nuestro portal. 

Que el la Economía Política

La economía política es el estudio de la producción y el comercio y su relación con el  cliente, el gobierno y las leyes. He aquí ciertos aspectos de economía política.

Descomponiendo Economía Política

Esta economía es el estudio y el uso de cómo la teoría económica y sus métodos influyen y desarrollan diferentes sistemas sociales y económicos, como el comunismo,el capitalismo, el socialismo y y analiza cómo las políticas públicas son creadas e implementadas. Como varios individuos y grupos tienen diferentes intereses en cómo se va a desarrollar un país, la economía política como disciplina es un campo complejo, cubriendo un amplio arreglo de intereses potencialmente competitivos.

Esta también involucra el uso de la teoría del juego, debido a que los grupos que compiten por recursos y poder finitos deben determinar cuáles acciones darán los resultados más benéficos y cuál es la probabilidad de alcanzar esos resultados.

En un modelo contemporáneo, la economía política habla sobre los enfoques diferentes, pero vinculados para definir y estudiar economías y otros comportamientos relacionados. La economía política puede ser propuesta de tres formas distintas.

Estudios interdisciplinarios

La economía política propuesta desde un angulo interdisciplinario se basa en la sociología, economía y ciencia política para definir cómo las instituciones políticas, el sistema económico y el ambiente político afecta e influye entre ellos.

Con un enfoque multidisciplinario, esta economía está asociada a tres sub-areas: los modelos económicos de los procesos políticos y la relación entre los diferentes factores, la economía política internacional y el impacto en las relaciones internacionales, y el papel del gobierno en la distribución de los recursos para cada tipo de sistema económico.

Nueva Economía Política

El nuevo enfoque de economía política trata las ideologías como acciones y creencias que deben ser explicadas y discutidas más adelante, y no como marcos de referencia que deben ser analizados. Este enfoque combina los ideales de los nuevos y clásicos economistas políticos y avances analíticos en el campo de la economía y la política. Este enfoque rechaza las viejas ideas sobre agencias, estructuras, intereses materiales, estados y mercados. Busca hacer asunciones normativas y explicitas que animen debates políticos sobre preferencias sociales.

El nuevo enfoque de economía política anima la discusión de la misma en el mundo real, que está enraizado en detalles culturales, sociales e históricos.

Economía política internacional

También conocida como economía política global, la economía política internacional, se deriva de un enfoque multidisciplinario. Esta analiza el vinculo entre la economía y las relaciones internacionales.

Como deriva de un enfoque multidisciplinario, proviene de muchas áreas académicas como las ciencias políticas, la economía, la sociología, los estudios culturales y la historia.La economía política internacional está finalmente preocupada en cómo las fuerzas políticas como los estados, actores individuales e instituciones que forman sistemas a través de las interacciones de la economía global y en cómo esas acciones afectan las estructuras políticas y los resultados.

Economía centralmente planificada

Una economía centralmente planificada es un sistema económico en el cual el estado o gobierno toma decisiones económicas más que la interacción entre consumidores y los negocios. A diferencia de un mercado económico en el cual los ciudadanos privados y los negocios toman decisiones de producción, una economía central planificada controla lo que se produce y la distribución y el uso de los recursos.

Dos motivos por las que fracasan los negocios

A menudo se dice que más de la mitad de los nuevos negocios fracasan durante el primer año. De acuerdo con las estadísticas, esto no es necesariamente cierto. Los datos muestran que aproximadamente el 20% de los nuevos negocios fracasan durante los dos primeros años de estar abiertos, el 45% durante los primeros cinco años, y el 65% durante los primeros 10 años. Sólo el 25% de los nuevos negocios llegan a los 15 años o más. Estas estadísticas no han cambiado mucho con el tiempo, y han sido bastante consistentes desde la década de 1990.1 Aunque las probabilidades son mejores que la creencia común, todavía hay muchos negocios que cierran cada año.

Los empresarios iniciaron 774.725 nuevos negocios en el año. A partir de los datos históricos, podemos esperar que aproximadamente 155.000 de estos negocios fracasen en los primeros dos años. Revisaremos algunos de los mayores errores que pueden cometer las empresas de nueva creación y averiguaremos cómo mejorar sus posibilidades de éxito.

No investigar el mercado

Así que siempre has querido abrir una agencia inmobiliaria, y finalmente tienes los medios para hacerlo, pero tu deseo de abrir la agencia te ciega al hecho de que la economía está en un mercado inmobiliario en decadencia y la zona en la que quieres trabajar ya está saturada de agencias, lo que hace muy difícil entrar. (Esto es sólo un ejemplo. Este es un error que resultará en un fracaso desde el principio.

Usted tiene que encontrar una apertura o necesidad insatisfecha dentro de un mercado y luego llenarla en lugar de tratar de empujar su producto o servicio. Es mucho más fácil satisfacer una necesidad que crearla y convencer a la gente de que debe gastar dinero en ella.

Problemas del plan de negocios

Un plan de negocios sólido y realista es la base de un negocio exitoso. En el plan, se esbozarán las metas alcanzables para la empresa, cómo puede cumplirlas y los posibles problemas y soluciones. El plan determinará si existe una necesidad para la empresa mediante investigaciones y encuestas; calculará los costos y los insumos necesarios para la empresa, y esbozará las estrategias y los plazos que deben aplicarse y cumplirse. Una vez que se tiene el plan, hay que seguirlo. Si empieza a duplicar sus gastos o a cambiar sus estrategias, está pidiendo un fracaso. A menos que haya descubierto que su plan de negocios es abrumadoramente inexacto, siga con él. Si es inexacto, lo mejor es averiguar qué es lo que está mal, arreglarlo y seguir un nuevo plan en lugar de cambiar la forma de hacer negocios basándose en observaciones rápidas.

Cuantos más errores cometa, más caro será su negocio y mayores serán las posibilidades de fracaso.

Recuerda que estos dos errores que se cometen en los negocios son de lo más frecuente que hay en la realidad, por lo que lo más probable es que tu hayas incurrido en uno de estos errores o en estos momentos estés incurriendo en uno de ellos, por tanto lo más sabio es salir de esos errores lo antes posible.

Dos cosas que necesitas para empezar tu empresa

Ser dueño de su propio negocio puede parecer el epítome del sueño empresarial. Puedes ser tu propio jefe, mantener tu propio horario, y no responder ante nadie más que ante ti mismo – no es de extrañar que tanta gente idealice ser el dueño de un pequeño negocio. Sin embargo, aunque trabajar para uno mismo puede parecer ideal, la mayoría de la gente no está preparada para la cantidad de tiempo, dinero, paciencia e investigación que implica iniciar un negocio.

¿Qué necesito para iniciar un negocio?

Para determinar si iniciar un pequeño negocio es lo correcto para usted, es esencial saber qué se requerirá de usted para iniciar y mantener su esfuerzo.

Tiempo

Tener tiempo suficiente es uno de los mayores obstáculos para muchas personas que quieren empezar su propio negocio. Una de las habilidades más importantes que se necesitan para equilibrar un trabajo diario con la gestión de un pequeño negocio secundario es la buena gestión del tiempo. Aprender a priorizar las tareas es difícil, pero si no lo haces, puedes terminar alienando a los clientes y proveedores con los que necesitas trabajar.

Aprende a ocuparte de los trabajos que deben hacerse inmediatamente lo antes posible, y retrasa la realización de los proyectos que sabes que pueden esperar. Priorizar las tareas de negocios es clave, pero no se detiene ahí. Prioriza también las tareas personales para asegurarte de que puedes dedicar el tiempo suficiente en tu ocupado día para dedicarlo a tu puesta en marcha.

Dinero

Iniciar un negocio requiere dinero en efectivo (o crédito) por adelantado, y la compra de un negocio existente a menudo requiere un pago de una gran suma global. Desafortunadamente, muchas personas quieren empezar un negocio precisamente porque no tienen dinero. Esto puede llevar a esos empresarios no preparados a enterrarse en deudas. Es simplemente un hecho que su negocio necesitará capital, y aunque invertir más dinero en un negocio no puede garantizar su éxito, sí puede garantizar el fracaso de un negocio que no tiene suficiente. Para evitar esta situación, evalúe minuciosamente cuánto necesita para iniciar su negocio y mantener las operaciones. Luego, trate eso como su línea de base, sabiendo que probablemente se encontrará con varios gastos inesperados en el camino.

Algunos de los gastos básicos del negocio incluyen:

  • Tarjetas de negocios.
  • Un sitio web.
  • Diseños publicitarios.
  • Software de contabilidad.
  • Suministros de correo y franqueo.
  • Una cuenta de procesador de tarjetas de crédito.
  • Comenzar un negocio requiere dinero en efectivo.

Espere errores

Todavía me estoy pateando por cosas que hice mal en los primeros días de mi primer negocio. Pero aunque esos errores me costaron dinero, aprendí de ellos, y he usado ese conocimiento para prevenir que eventos similares vuelvan a ocurrir. Los errores pueden ser experiencias valiosas. Date cuenta de que no puedes hacer feliz a todo el mundo. Desafortunadamente, el cliente no siempre tiene la razón, pero no puedes dejar que te deprima.

Por ejemplo, si dejas que una devolución de cargo de una tarjeta de crédito arruine tu día, puedes perder otras ventas porque no puedes concentrarte en tu trabajo ni ofrecer un buen servicio al cliente. Investigue su industria y su mercado para tener una idea de lo que el cliente espera y de los tipos de problemas con los que se puede encontrar. Cuando te encuentres con clientes difíciles, aprende de la experiencia y no te lo tomes como algo personal.

Dos consejos para financiar su propio negocio

No hace falta decir que una recesión puede ser un período muy difícil tanto para los individuos como para las empresas. La gente pierde sus trabajos y reduce sus gastos, y las reservas de efectivo comienzan a disminuir. Los mercados crediticios se vuelven más estrictos y los bancos comienzan a aumentar sus restricciones de préstamos. Esto probablemente hace que uno se pregunte si tiene sentido siquiera considerar la posibilidad de iniciar una nueva empresa y, si cree que sí, cómo hacerlo. Antes de analizar algunos de los pasos que deberá dar para que su empresa despegue, recuerde que puede encontrar el éxito -incluso en niveles moderados- en tiempos económicos turbulentos. He aquí algunas razones del porqué:

Puede que encuentre mucha menos competencia durante este tiempo. Esto se debe a que la mayoría de la gente tiende a iniciar un negocio cuando la economía está floreciendo. Si estás decidido y enfocado, puedes incluso hacerlo sin tener que compartir tus beneficios con terceros. Verás que las cosas son mucho más baratas, es decir, cosas que contribuyen a tus gastos generales. Piense en cosas como el alquiler, los muebles y los materiales, que puede obtener con un descuento.

Los clientes que ganes durante este tiempo es más probable que se queden contigo cuando la economía mejore. Esto es especialmente cierto si eres capaz de ofrecerles opciones más asequibles que tus competidores.

Los negocios establecidos tienden a frenar o detener la innovación durante una recesión. Puede utilizar este tiempo para aportar nuevas ideas que pueden faltar en el mercado, lo que le dará una mejor posición cuando abra sus puertas reales o virtuales. En realidad, algunos negocios prosperan en tiempos de incertidumbre económica. Si está considerando iniciar un negocio, asegúrese de hacer su investigación. Parte de su éxito depende del tipo de negocio que pretende iniciar, así que elija una estructura que pueda prosperar en tiempos difíciles.

Encuentre financiación

Antes de solicitar un préstamo, pida a amigos de confianza o a asesores profesionales que revisen su plan de negocios para asegurarse de que no está pasando por alto nada crítico o haciendo suposiciones inexactas. Puede considerar preguntar a las siguientes fuentes:

Amigos que tengan su propio negocio

Un oficial de préstamos en el banco donde haces negocios. Un contador, pero primero obtenga un estimado para revisar su plan, para que no se sorprenda por una factura alta. Además de asegurar la financiación de su nueva empresa, elabore un plan de respaldo financiero tanto para su negocio como para sus finanzas personales en caso de que no alcance sus proyecciones iniciales de ingresos. También debe acumular sus reservas personales de efectivo para tener suficiente para vivir de seis a doce meses. Asegúrese de hacer un presupuesto cuidadoso para poder seguir haciendo los pagos más importantes: alquiler/hipoteca, primas de seguro, facturas de servicios públicos y alimentos. Por último, comprueba tu instinto y tu saldo bancario para asegurarte de que estás listo para comenzar tu nueva empresa. Por lo tanto siga estos importantes consejos si lo que desea es llegar al éxito.

Qué significa el Oligopolio y su influencia en la economía

Cuando se habla de lo que es el oligopolio hacemos referencia al mercado; en el cual un número de pequeñas empresas compiten por ofrecer un mismo producto o servicio; es decir, son pocas las empresas que compiten en tal mercado, lo que supondría una afectación en el equilibrio y la normalidad del funcionamiento; por lo que no es de extrañar que se considere que un oligopolio es un tipo de mercado imperfecto.

Qué significa el oligopolio y una influencia

Qué influencia tiene el oligopolio frente a las teorías económicas

Basados en las teorías económicas existen dos tipos de mercados: los mercados imperfectos, bien sean oligopolio, monopolio o competencia monopolística, y los mercados perfectos.

Los mercados imperfectos son aquellos mediante los cuales el precio de un servicio o bien proporcionado por las empresas no son marcados únicamente por la ley de oferta y la demanda; sino que el precio es manipulado de una u otra manera por las empresas que forman parte de él. Sin embargo, el precio responderá únicamente al equilibrio entre la demanda y la oferta.

Por otro lado, los mercados de competencia perfecta, o bien, mercados perfectos, son aquellos donde los participantes –empresas- son extensos, a nivel de recursos y cantidad existencial, y todos proporcionan el mismo servicio o producto; lo que genera que la oferta sea elevada, mientras que, en los mercados imperfectos, como el oligopolio, el número de empresa es realmente escaso.

Las bases que sostienen a un mercado perfecto 

Número elevados de consumidores y productores. Libertad a la salida y entrada de empresas en el mercado. Las empresas deben proporcionar un servicio o producto homogéneo. Tener facilidad de transacciones en la compra y venta de bienes.

No cabe duda que el oligopolio pertenece al grupo de mercado imperfecto; ya que no cumple las premisas anteriormente mencionadas. En los precios influyen otros elementos dados a causa de una manipulación en el Libre Mercado; por lo que no es viable la libre competencia.

Técnicas usadas por los oligopolios

Finanzas Personales

En los oligopolios, las empresas que forman parte de él se reparten la demanda existente; por tal motivo, son reticentes a la entrada de nuevos competidores. En los oligopolios se percibe las barreras de entrada a nuevas empresas mediante los siguientes supuestos:

Supuestos referentes a los oligopolios

Colaboración: Las empresas que proporcionan el mismo servicio o producto llegan a acuerdos y acciones conjuntas; bien sea en producción o en precios, de forma que manipulen el normal comportamiento del mercado. Las empresas que realizan este tipo de acuerdo se les denomina carteles.

Técnicas usadas por los oligopolios

Competencia: Hace referencia a aquellas empresas que ofrecen los mismos productos, se comportan semejantemente a los mercados competitivos, pero sin ser igual; es decir, cada empresa actuará según sus propios intereses. Pero conociendo que puede ser perjudicadas por el resto de las empresas que participan en el mercado.

Cuando se funciona el elemento que sucede

Los oligopolios donde se actúa basándose en el supuesto de competencia son menos preocupantes; pero siguen siendo anómalas. Por lo que hay situaciones donde se requiere la intervención de órganos de regulación públicos; como en el caso de la metodología de colaboración, la intervención deberá darse para impedir el abuso por parte de las empresas que se unifican para realizar tales tácticas.

En la mayoría las economías modernas las autoridades persiguen estas acciones de manipulación de los mercados; siendo bien conocido que uno de los mayores casos de oligopolio pertenece al mercado petrolero, ya que estos controlan los precios del sector.

Aunque, este fenómeno no solamente es visto dentro del mercado petrolero; ya que, fragmentado en uno de los tipos particulares del oligopolio, el duopolio, que corresponde a dos empresas que reparten la demanda de un determinado servicio o bien entre sí; siendo uno de los ejemplos más claros de este tipo el mercado de fabricación de aviones comerciales, donde Airbus y Boeing cubren la mayor parte del sector.

Como aprender a prorratear y prever gastos para evitar sorpresas en nuestras cuentas

Como norma general, todo el mundo debería tener un control bastante exhaustivo de sus cuentas, de este modo conseguiríamos mantener hogares, negocios, etc., con una buena salud financiera, y es que en muchas ocasiones ya no se trata tanto de la cantidad ingresada y gastada, sino de cómo se gestionan ambas y de qué modo a través de la información de la que disponemos, podemos aprender a hacer más con los primeros y con los segundos.

En este artículo vamos a hablar sobre una de las partes que se consideran indispensables para poder tener un control real y actualizado de nuestras cuentas, nos referimos a la prorrata de gastos de larga duración o pocas facturaciones. En estos casos el hecho de tener este control del gasto nos ayudará a evitar que al llegar la fecha de vencimiento nos encontremos con faltas de liquidez, necesidad de efectivo, necesidad de solicitar prórrogas por una baja o nula previsión, etc.

Con la prorrata conseguiremos los números rojos y los sobresaltos de última hora

Para quienes desconozcan el término, cuando hablamos de prorratear un gasto, nos referimos al hecho de coger un importe supongamos anual como puede ser el del seguro de nuestro coche, que a modo de ejemplo supondremos que es de 600€ anuales, y realizar una división de este importe por los 12 meses que tiene el año, de lo cual se arrojaría un importe de 50€ mensuales.

Este valor se emplea para añadirlo a los gastos mensuales fijos de nuestro hogar, y es que si bien es cierto que a final de mes nadie nos va a quitar de nuestro banco 50€ en concepto de seguro del coche, nosotros hemos de contemplar nuestros gastos como si ello ocurriera en realidad de modo que pasados 3 meses al ver nuestro saldo, tengamos presente que 150€ de ellos no son ahorro real sino gasto que estamos preparando para pagar en un futuro. De este modo al llegar el próximo vencimiento, cuando nos venga el coste de 600€, nosotros ya lo tendremos preparado y descontado de nuestros ahorros de modo que ni será un duro golpe a nuestra moral por la bajada de los ahorros, ni habrá posibilidad de que no tengamos efectivo para realizar el pago con el riesgo que ello implica en potenciales números rojos y comisiones por descubierto.

El soporte de una hoja de cálculo nos facilitará mucho la vida a la hora de controlar nuestros gastos

El mejor modo de empezar a prorratear nuestros gastos, es mediante la ayuda de un archivo Excel en el cual pongamos en una tabla en el eje de las Y, todos los gastos que no sean mensuales, ya sea a modo de ejemplo de los más habituales: el agua, la luz, el gas, la comunidad de vecinos, los impuestos de circulación de los vehículos que podamos tener en casa, los seguros de coche, moto, hogar, vida, etc., los impuestos anuales como el impuesto de bienes inmuebles (ibi), el impuesto sobre las basuras, sobre el alcantarillado, entre otros que podamos tener. Por otro lado, en el lado de las X en su parte superior, pondremos los meses del año en curso. Tras ello cogeremos en la última celda, la que correspondería al mes 13, y añadiremos el importe anual, obviamente en casos como la luz y el agua serán estimados en base al año anterior.

Si seguimos este sencillo concepto de la prorrata en la gestión de nuestras cuentas personales, conseguiremos controlar mucho mejor nuestros flujos de caja y evitar los tediosos números rojos y gastos imprevistos cuando realmente en un gran porcentaje, estos, pueden ser controlados y previstos con bastante exactitud.

Consigue un financiamiento familiar sin problemas

Consigue un financiamiento familiar sin problemas

Tienes una buena idea para montar tu propio negocio, pero tienes un gran problema, no tienes el capital. Verdaderamente esto es algo muy importante para comenzar tu negocio.

Si eres un emprendedor como cualquier otro que necesita el dinero con mucha urgencia, la pregunta más común que posiblemente te hagas es ¿Cómo consigo el dinero?… Quizás pienses que tienes como primera opción alguien muy cercano el cual conoces desde hace mucho tiempo.

Pero esa no es una razón por la que buscar los recursos necesarios con tus amigos a familiares sea la manera más fácil, existen personas que quiere emprender a la cual se les dificulta reunir el capital para todo aquello que tenga que ver con el negocio.

Aunque para algunas personas es la forma más común de iniciar un negocio como también hay otros que afirma que es un camino muy peligroso, como dice el famoso refrán: en los negocios los amigos y familiares mientras más lejos mejor.

Es por eso que te traemos este artículo de gran utilidad para recibir un financiamiento familiar sin morir en el intento.

Recibe financiamiento de tu familia

Aprende a diferenciar los riegos

Haz una pequeña división de las necesidades del capital entre los parientes del cual quieras recibir la ayuda, de esa manera el inversor será menor y además de eso los riesgos también puedan ser mínimos.

No es el mismo riesgo a que tengas que perder 3 millones a 12, todo tratara en hacer una buena financiación, de manera ligera para a la hora de tener una pérdida no afecte de mala manera con los ingresos de tus amigos o familiares.

Escoge a la persona correcta

Los expertos siempre han afirmado que mientras mas consanguineidad haya será peor.

¿De qué manera?

No podemos dudar que los parientes más cercanos podrán ayudarte ya que confían plenamente en ti, pero en eso está el problema, a veces las personas suelen ser menos seria que cuando el capital te lo facilita un amigo.

Además de eso por cuestión familiar cualquier decisión que afecte con su interés posiblemente te va a generar otro problema diferente al dinero.

Se recomienda que cualquier fuente que sea, se tome con la misma seriedad como si fuera una entidad bancaria.

Déjales claro tus objetivos

Trata de evitar cualquier expectativa que la fuente pueda tener, a través de una forma la cual sea que tengas como objetivo levantar el negocio y no generar beneficios.

Ellos más que todo confían en ti que en la prosperidad de tu negocio, es necesario que seas realista y le cuentes de los riesgos que esta pueda presentar.

Mantenlos al tanto

Es importante destacar que tengas informado de todo a tus prestamistas, todo lo que tenga que ver con el avance, entre otros.

Se sabe que todo ha sido como un préstamo y que no estás en la obligación de decirles nada, pero con el mismo cariño que te tiene te los agradecerán y es una de las maneras más agradecidas de tu parte para que ellos se alegren de tu progreso.

Conclusión

En la actualidad hay muchas personas que le temen a esta clase de alternativas, puesto que le han generado una cantidad de problemas hasta incluso a dejarle de hablar a esa persona que de alguna manera les ha brindado la ayuda.

Es recomendable que se deje todo bien claro desde el principio y no genere ningún malentendido por las decisiones que tomes al respecto. Sabemos que tu familia o amigos nunca te desearan mal, pero se suele confundir esta clase de lazos entre sí.

De esta manera se concluye este articulo tratado en el financiamiento familiar, espero lo puedas compartir en tus redes sociales.

Economia Colaborativa definición y ejemplos

Que es un consultor de negocios?

Definición

La economía colaborativa es un ecosistema socioeconómico basado en el intercambio de recursos humanos, físicos e intelectuales. Incluye la creación, producción, distribución, intercambio y consumo compartido de bienes y servicios por parte de diferentes personas y organizaciones.

Es un sistema socioeconómico nuevo y alternativo que integra compartir y la colaboración en todos los aspectos de la vida social y económica.

El ‘Compartir’ en las Economías Compartidas o colaborativas se refiere al uso y acceso de recursos o activos físicos o humanos compartidos, más que al hecho de que no hay intercambio monetario.

Una economía colaborativa permite diferentes formas de intercambio de valor y es una economía híbrida.

Tipos de colaboraciones

Abarca los siguientes aspectos: intercambio, compras colectivas, consumo colaborativo, propiedad compartida, valor compartido, cooperativas, co-creación, reciclaje, redistribución, comercio de bienes usados, alquiler, préstamos, préstamos, suscripción basada modelos, peer-to-peer, economía colaborativa, economía circular, economía bajo demanda, economía de conciertos, economía colectiva, economía de pago según uso, préstamos peer-to-peer, microfinanciación, microempresa, redes sociales, empresa social, futurología, crowdfunding, crowdsourcing, cradle-to-cradle, código abierto, datos abiertos, contenido generado por el usuario (UGC) y servicios públicos.

Una economía colaborativa es un ecosistema económico sostenible compuesto por los siguientes 10 elementos básicos:

Características

Gente

Las personas están en el corazón de una Economía Compartida; es una Economía Popular, lo que significa que las personas son ciudadanos activos y participantes de sus comunidades y de la sociedad en general. Los participantes de una economía colaborativa son individuos, comunidades, empresas, organizaciones y asociaciones, todos los cuales están profundamente integrados en un sistema de intercambio altamente eficiente, del que todos contribuyen y se benefician. Los derechos humanos son respetados y salvaguardados. Las personas también son proveedores de bienes y servicios; son creadores, colaboradores, productores, coproductores, distribuidores y redistribuidores. En una economía colaborativa, las personas crean, colaboran, producen y distribuyen de igual a igual, de persona a persona (P2P). Se celebra el microemprendimiento, donde las personas pueden celebrar contratos vinculantes entre sí y negociar de igual a igual (P2P). Dentro de los negocios, las personas, copropietarios, empleados y clientes, son altamente valorados, con sus opiniones e ideas respetadas e integradas en el negocio en todos los niveles de la cadena de suministro, organización y desarrollo. Podríamos llamar a esta gente generación compartida.

Producción

En una economía colaborativa, las personas, las organizaciones y las comunidades como participantes activos producen o coproducen bienes y servicios de forma colaborativa, colectiva o cooperativa. La producción es abierta y accesible para aquellos que desean producir. Las tecnologías y redes de Internet permiten el desarrollo de productos y servicios de manera colectiva, trascendiendo las fronteras geográficas. Se celebra la producción local con impactos ambientales positivos (o mínimos). La impresión 3D ofrece una producción más local de productos, acortando las cadenas de suministro y aumentando la eficiencia y el acceso. La responsabilidad social es fuerte y los servicios públicos (incluido el apoyo social) son coproducidos, desarrollados y proporcionados por una amplia gama de actores que actúan en todos los niveles sociales; familias y amigos, comunidades locales, obras de caridad, empresas sociales, empresas y gobierno.

Valor y sístemas de intercambio

Una economía colaborativa es una economía híbrida en la que existe una variedad de formas de intercambio, incentivos y creación de valor. El valor no se ve únicamente como valor financiero, sino que el valor económico, ambiental y social más amplio es igualmente importante, se tiene en cuenta y se busca.

El sistema abarca monedas alternativas, monedas locales, bancos de tiempo, inversión social y capital social. La economía colaborativa se basa en recompensas tanto materiales como no materiales o sociales y fomenta el uso más eficiente de los recursos. Este sistema de incentivos híbridos permite y motiva a las personas a participar en actividades productivas. En una economía colaborativa, los residuos tienen valor, se consideran recursos en el lugar equivocado. Una economía colaborativa permite reasignar el “desecho” donde es necesario y valorado.

Distribución

En las economías colaborativas, los recursos se distribuyen y redistribuyen a través de un sistema que es eficiente y equitativo a escala local, regional, nacional y global. Los modelos de propiedad compartida, como las cooperativas, las compras colectivas y el consumo colaborativo, son características de una economía colaborativa, que promueve una distribución justa de activos que beneficia a la sociedad en general. Los sistemas democráticos participativos permiten el desarrollo de estructuras y leyes que promueven y garantizan una distribución equitativa y eficiente de los recursos en todas las escalas de la sociedad.

Los recursos inactivos se reasignan o intercambian con aquellos que los quieren o necesitan para crear un sistema eficiente, equitativo, de ciclo cerrado o circular. Reciclar y compartir el ciclo de vida del producto son características comunes a una economía colaborativa. Gastar se ve como ‘un recurso en el lugar equivocado’ y el sistema usa tecnología para redistribuir o intercambiar activos no utilizados o ‘durmientes’, generando valor para las personas, las comunidades y las empresas. El acceso se promueve y se prefiere sobre la propiedad y se ve como propiedad compartida o distribuida. Ser miembro de un club de autos, por ejemplo, y pagar por lo que usa, se considera preferible y más inteligente que soportar el costo, la carga, el desperdicio de recursos y la capacidad de propiedad inactiva.

Planeta

Una Economía de Compartir pone a la gente y al planeta en el corazón del sistema económico. La creación, producción y distribución de valor opera en sinergia o armonía con los recursos naturales disponibles, no a expensas del planeta, promoviendo el florecimiento de la vida humana dentro de los límites ambientales. La responsabilidad ambiental, incluida la carga del daño ambiental, se comparte; entre personas, organizaciones y gobiernos nacionales.

Los bienes y servicios dentro de una economía colaborativa están diseñados para la sostenibilidad en lugar de la obsolescencia, promoviendo no solo la reutilización de recursos, sino también modelos que tienen un impacto positivo en el planeta. Por ejemplo, en lugar de simplemente reducir el impacto negativo a través de la reducción del carbono, una economía colaborativa crea bienes y servicios que mejoran positivamente el entorno natural, como los modelos de economía circular (cradle to cradle, C2C). Un ejemplo sería un par de entrenadores hechos de materiales reciclados que tienen semillas implantadas en sus suelas biodegradables; a medida que los entrenadores se degradan, las plantas crecen.

Poder

Una Economía de Compartir fortalece a sus ciudadanos económica y socialmente y permite la redistribución económica y social del poder. Ambas facetas dependen de un proceso de toma de decisiones democrático abierto, compartido, distribuido y democrático, a nivel local, nacional y mundial. Este ecosistema robusto facilita esta apertura y el intercambio de oportunidades y el acceso al poder. El poder es compartido o distribuido y la infraestructura permite a los ciudadanos acceder a la toma de poder y a la toma de decisiones. Los sistemas que permiten y promueven un pago justo, reducen la desigualdad y la pobreza, son apoyados y preferidos. Apoya a las personas a convertirse en ciudadanos activos, profundamente comprometidos con sus comunidades y en el desarrollo de los entornos en los que viven y trabajan.

Ley compartida

En una economía colaborativa, el mecanismo para la elaboración de leyes es democrático, público y accesible. Las reglas, políticas, leyes y estándares se crean a través de un sistema democrático que permite y fomenta la participación masiva en todos los niveles. Las leyes y políticas respaldan, permiten e incentivan las prácticas de intercambio entre los ciudadanos y dentro de las empresas, como el uso compartido de automóviles, el comercio entre pares y una variedad de formas de compartir recursos. Las leyes, las políticas, las estructuras y la infraestructura crean un sistema de confianza con seguros, garantías, calificaciones sociales y capital de reputación a la vanguardia.

Comunicaciones

En una economía colaborativa, la información y el conocimiento se comparten, son abiertos y accesibles. Las buenas comunicaciones abiertas son fundamentales para el flujo, la eficiencia y la sostenibilidad de este sistema económico. Un inquilino fundamental de esta economía compartida es que las comunicaciones se distribuyen, el conocimiento y la inteligencia son ampliamente accesibles, fáciles de obtener y pueden ser utilizados por diferentes personas, comunidades u organizaciones y utilizados en una variedad de formas diferentes para una gran cantidad de propósitos. La tecnología y las redes sociales permiten el flujo de las comunicaciones y respaldan el intercambio de información. Este sistema promueve la educación de fácil acceso de alto nivel, a través de una amplia gama de servicios diversos (públicos y privados), que les permite a todos acceder a la información, las habilidades y las herramientas que necesitan para tener éxito. Promover el mensaje ‘Compartir más’ es el corazón de las comunicaciones.

Cultura

En esta economía de colaboración se promueve una cultura basada en “nosotros” en la que se considera a la comunidad en general y al bien común. La salud, la felicidad, la confianza y la sostenibilidad son características notables. Compartir se ve como un atributo positivo, las personas que comparten son celebradas, alentadas y habilitadas. Se defiende y se prefiere un estilo de vida que se pueda compartir. Una cultura de intercambio está integrada en todos los sectores, geografías, entornos económicos, géneros, religiones y etnias. Se celebra la diversidad, se aplaudieron e incentivaron las colaboraciones entre los diferentes grupos. Compartir y colaborar se ven como la línea de vida vital que conecta a los grupos en todos los niveles; desde el nivel local individual, al de las comunidades vecinas, al de los estados nacionales y los cuerpos supranacionales.

El intercambio de recursos es parte de la estructura y el ecosistema de una sociedad que comparte; las externalidades siempre se consideran e integran. La cultura empresarial se basa en el uso más eficiente de los recursos y una cultura empresarial colaborativa. Las empresas conscientes, las empresas sociales, las empresas sostenibles, las empresas éticas, las empresas sociales y las empresas como fuerza del bien también son características de una economía colaborativa. Los modelos de negocio predominantes de una economía colaborativa son: modelos basados ​​en el acceso, servicios, suscripción, alquiler, colaboración y modelos de igual a igual. La innovación disruptiva, el espíritu emprendedor, el emprendimiento creativo, la intraempresa y el microemprendimiento son características comunes de una economía colaborativa.

Futuro

Las economías colaborativas son sistemas económicos robustos y sostenibles que se basan en una visión a largo plazo, siempre teniendo en cuenta el impacto y las consecuencias de las acciones actuales en el futuro. Al considerar las implicaciones a largo plazo, la futurología y poder ver el ‘panorama general’, una economía colaborativa presenta un sistema económico estable y sostenible. El pensamiento sistémico y la necesidad de un enfoque sistémico para el cambio son fundamentales para el éxito de la Economía Compartida.

Empresas Colaborativas Ejemplos

AirBnB

Dentro del sector del alojamiento encontramos AirBnB. AirBnB es una empresa colaborativa que pone en contacto a clientes que necesitan alojamiento sobretodo turístico con usuarios que ofrecen su alojamiento a cambio de un beneficio económica de forma que todos salen ganando.

Uber

Dentro del sector de transporte nos encontramos con la empresa Uber. Uber es una empresa de tecnología que a través de su aplicación pone en contacto a usuarios que necesitan transporte y usuarios que ofrecen transporte de forma que todos ganan y se favorece la movilidad especialmente en las grandes ciudades.

Car2GO

Car2GO es otra empresa de transporte que proporciona a los usuarios coches eléctricos distribuidoras a lo largo de las ciudades, los usuarios los utilizan, abonan un importe y los dejan aparcados para que otros usuarios puedan usarlo.